Video de Bienvenida

lunes, 14 de abril de 2014

Amar a la antigua


Siempre pensaré que el amor es un sentimiento ajeno a las culpas, las traiciones y las épocas. Solo puede inspirar cosas bellas, palabras dulces y las más tiernas ilusiones. Pero ahora vamos tan deprisa que olvidamos que a nuestro paso dejamos palabras al viento, escenarios románticos  y los tiempos necesarios para hacer de una declaración de amor algo que se recuerde toda una vida.
Se vive entre gallos y medias noches escuchando metal y reggaetón, moviéndose al ritmo del rock siempre con un trago que nos ayude a pasar la velada, o nos de esa confianza que se necesita para hablarle a la persona que nos interesa.
De pronto creemos que el mundo puede terminar y empieza una maratón donde se saltan vallas y se atropellan los momentos necesarios que nos permita reconocer, si lo que sentimos es pura atracción o es que el amor por fin ha llegado a nuestras vidas.  
El romanticismo se está esfumando en esta carrera donde la noche ha perdido la importancia para los enamorados, aquella que Neruda recoge en sus versos para expresar un sentimiento en medio de palabras que emocionan.
“En noches como ésta la tuve entre mis brazos. La besé tantas veces bajo el cielo infinito”
No hay una estrategia que se siga para enamorar y esperar con ansia el momento de declarar nuestro amor.
Benedetti no lo pudo decir mejor: “Mi táctica es quedarme en tu recuerdo, no sé cómo ni con qué pretexto, pero quedarme en vos”
Ese es el secreto para que nos tengan presentes a toda hora del día. Inventar momentos donde la música que se escuche sea el silencio, donde no haya nada que desvíe nuestras miradas de la persona que queremos, entonces las palabras fluirán y brotará espontáneamente el lado romántico que habita en nosotros.
Debemos amar a la antigua donde los detalles tenían importancia. No del peluche ni los arreglos florales o las cenas a la luz de las velas, sino de aquellos gestos donde la elegancia al expresar nuestros sentimientos sea un comienzo para enamorar a la luz de la luna. Donde la celebración de un aniversario no represente otro gasto u otra manera de lucirse, sino de recordarle a tu pareja lo feliz que te sientes a su lado, quizá con una rosa que robaste de algún jardín, quizá con un postre que preparaste y que de pronto no te quedó como esperabas.
Amar a la antigua no es tan difícil, solo hay que recordar que lo más importante es el amor, y  no lo debemos buscar en el exterior, sino dentro de nuestros corazones.
Estoy segura que Mario Benedetti no se molestaría si hacemos nuestra aquella frase tan hermosa que escribió y que resume el amor y la felicidad.
“Es tan lindo saber que usted existe”
Pilar Cueto
Soñar  es solo el principio”

 

lunes, 24 de marzo de 2014

Por qué ellos no nos aguantan


Es cierto que somos lindas, irresistibles y el sueño de todos los hombres. Que el mundo sin nosotras no sería igual. Que los hombres andarían hecho trizas y sin tema de conversación. Nosotras les alegramos el día y también somos su peor pesadilla. Que entre ellos y nosotras hay una relación de tira y afloja, pero la verdad es que sin ellos tampoco viviríamos felices. Los necesitamos para sentirnos especial, amadas y vivir el sueño que desde niña se nos metió en el subconsciente gracias a la Cenicienta y Blanca Nieves.
Debemos encontrar a un príncipe azul. Pero qué pasa cuando lo tenemos y de repente nos dice: Ya no te aguanto… mejor nos damos un tiempo.
Haces una evaluación de tu relación y llegas a la conclusión de que pusiste todo de tu parte para que tu noviazgo funcionara.
“Si yo estaba al tanto de sus necesidades”, dices, lo llamaba todo el día para saber cómo estaba. Le enviaba mensajes para recordarle que lo amo. Y como quería que sea mejor persona “le hacía ver sus errores en el momento preciso”, para qué esperar a estar solos o aguardar el mejor momento. Después me podía olvidar y eso habría sido un gran error.
Como lo amaba tanto quería tener un hijo que se pareciera a él, y como no podía tenerlo fuera del matrimonio “le hablaba de lo lindo que sería vivir juntos, casarnos y comprarnos un departamento”. No es que quisiera presionarlo, pero el tiempo pasa y habría sido lindo no desperdiciar un solo momento a su lado.
Él es muy desorganizado, y por eso “yo me ocupaba de agendarle sus días” Debía ir a un gimnasio para bajar de peso y nada hamburguesas y cerveza con los amigos, eso era perjudicial para su salud. Mi deber como su enamorada era cuidarlo y evitar que le subiera el colesterol.
Como ya formaba parte de su vida debía estar enterada de todo lo que hacía, y qué mejor que “tomar prestado su celular!, revisar su billetera, ordenar su clóset y sacar todos esos papelitos que tenía en la guantera del carro. Pero él nunca entendía mis buenas intenciones.
Harta de discusiones un día le dije que “mi ex nunca me había tratado así”,  que a él le gustaba que me ocupara de sus asuntos y que siempre me agradeció mi devoción por él. Entonces regresa con tu ex, fue su respuesta.
Ellos piensan y reaccionan diferente. Todos tienen una madre y no necesitan a otra que los sermonee y  les diga lo que tienen que hacer.  No necesitas expresar tu amor todo el día mediante mensajes que a veces llegan en mal momento. Déjate extrañar y recuerda  que se debe amar en libertad, que haya el suficiente espacio para que la brisa refresque la relación. Las cuerdas de un laúd están solas, aunque tiemblan con la misma música, y una pareja debe andar de la mano, pero nunca bajo la sombra de la otra.
Pilar Cueto
“Soñar es solo el principio”

   

 

 

jueves, 13 de marzo de 2014

Solo para mujeres

Hacer el amor debería convertirse en un arte si dejamos en libertad nuestros sentidos. La mayoría de las mujeres no valora el poder que tenemos a través de la vista, el olfato, el tacto, el gusto y el oído.; y solo usamos el instinto que puede volverse monótono entre la pareja cuando el cóctel de sustancias químicas que genera la lujuria y la pasión, deja de bullir con la misma fuerza que al inicio de la relación.  
Los hombres y las mujeres reaccionamos de diversas maneras ante los mismos estímulos, y en la excitación sexual no tiene por qué ser diferente.
Aquí les dejo algunos tips que se pueden usar  para aprovechar las circunstancias a nuestro favor a la hora de seducir.
La vista es un factor importante en el sexo masculino, punto que las mujeres podemos tomar como ventaja para atraerlos, entusiasmarlos y llevarlos a nuestro terreno.
Podemos lucir una lencería que nos haga ver sensual, movernos provocativamente y mirarlo con deseo, diciéndole en silencio todo lo que estamos dispuestas a entregar si se dejan llevar por nosotras.
Y si queremos seguir explorando un sorbo de licor es otra manera de engancharlos. Se dice que a muchos de los hombres les gusta el sabor del alcohol en el aliento. Prepara un trago y saboréalo en su compañía, luego bésalo profundamente y utiliza tu imaginación.
No podemos olvidar el contacto. Usa los dedos en lugar de las palmas para acariciarle el cuerpo, y cuando estés a punto de llegar al clímax enlaza tus dedos con los suyos para disfrutar de una ola emocional y sensorial igual de potente que el orgasmo.
Los susurros deben ir acompañados de las caricias. Repite su nombre y palabras cariñosas, pero OJO… debes decirlas en el oído izquierdo, porque está controlado por la parte emocional del cerebro y él lo recordará cuando esté solo.
No olvides que el olor es otro punto importante al hacer el amor, y en tu afán de querer que te huela rico se cometen muchos errores. Nunca te pongas perfume en tus zonas íntimas porque la mezcla de olores es perjudicial para ti. Tampoco te esparzas colonia por lugares donde él te vaya a besar, pero sí lo puedes hacer en las zonas donde te sientas el pulso para que el calor de tu cuerpo reactive la esencia.
Ahora todo queda en tus manos y en tu cuerpo. Disfruta los momentos de pasión y no le pongas límite a tu imaginación
Pilar Cueto
“Soñar es solo el principio”

lunes, 3 de marzo de 2014

Lo que dicen nuestros besos

A veces no somos conscientes todo lo que expresamos con nuestro cuerpo. Hay libros que hablan sobre la importancia de los gestos en una entrevista de trabajo y en nuestra relación diaria. Podremos fingir por algunos minutos, pero cuando bajemos la guardia expresaremos de alguna manera lo que pretendimos esconder.
Y es así como los especialistas tienen un manual sobre lo que dicen nuestras manos, nuestras miradas y cada parte de nuestro cuerpo que ni las cejas se salvan.
La boca siempre ha sido el órgano más importante de exploración y satisfacción desde nuestros primeros años de vida. La parte más sensible al placer es la parte oral, y sigue teniendo mucha importancia en nuestra forma de comunicarnos.
A través del beso intercambiamos un lenguaje que refleja nuestros íntimos sentimientos. Se dice que es la puerta del corazón, y varía de acuerdo a las circunstancias y a la demostración de afecto que queremos dar.
Es común que nos saludemos con un beso en la mejilla, pero si alguien te lo da cerca de la boca ¡cuidado! Quiere iniciar una relación romántica contigo, y si por casualidad coincide con tus ganas pues adelante… la otra parte se delató sin que se diera cuenta.
Es por estos gestos que muchos descubren relaciones clandestinas o se puede saber cuando la relación de pareja se ha hecho más íntima. Un beso en el cuello habla de  cierto grado de erotismo de quien lo da, así como el beso en la oreja en donde se manifiesta la intención sexual y la pasión que se esconde.
Hay “amigos” que al encontrarse se besan y abrazan buscando el contacto de sus cuerpos. No lo saben, pero lo que dicen sin palabras es que están deseosos de entrelazarse en un nivel sensual y sexual debido al afecto profundo que  sienten.
Los besos en los labios tienen muchos significados. Si estos apenas se rozan es amistad. También es el sello de una promesa o de un te amo. Pero si la intensidad implica la invasión de la lengua, la absorción del aliento y esas ganas de comer a besos a tu pareja, estamos hablando de aquellos besos apasionados que abren otros caminos sensibilizando la piel y calentando la sangre.  
Disfruta ese momento y todo lo que sigue después, que si los besos son la puerta del corazón, también lo son para la búsqueda del placer, donde los sentidos gobiernan nuestros pensamientos.
Pilar Cueto
“Soñar es solo el principio”    

lunes, 17 de febrero de 2014

¿Existe el amor perfecto?


El amor en sí mismo es el sentimiento más perfecto que existe en el mundo. Es capaz de perdonar, olvidar y de inspirarte a ser mejor para la persona a quien amas. Transforma tu universo y todo cuanto tocas si estás enamorado. Pero al vivirlo diariamente todo cambia de acuerdo a las expectativas que cada uno tiene sobre el amor.
Hay quienes piensan que todo debe ser perfecto, que la persona que encontraste debe comprenderte, estar pendiente de tus necesidades. Debe aceptar por encima de todo tus errores y tu forma de ver la vida, y no creen que el amor es un intercambio de sentimientos, confianza, respeto y fidelidad.
Sentir amor es solo el principio de una relación que puede florecer o terminar en una frustración que muchas veces cambia tu forma de ver la vida. Te vuelves amargada y pasas a formar parte de la lista de personas que dicen que el amor no existe. Pero la perfección del amor radica  en la imperfección, porque gracias a eso los que aman se esfuerzan por ser mejores y ponen de su parte para que todo funcione.
Dentro de una relación de pareja hay problemas y defectos que uno debe superar centrándose en las virtudes de cada uno, salvo que la balanza esté desequilibrada y entonces es mejor decir adiós a cruzar la frontera de los malos tratos.
Hay algunas reglas para que el amor fluya en tu vida y se quede para siempre en ti.
NO ESPERES NADA Y ENTREGA TODO. Así no crearás expectativas en cuanto a lo que crees que te mereces. 
NO SE DEBEN IMPONER LAS COSAS. Si hay confianza y respeto todo se dará de manera normal.
NO PRETENDAS ANIQUILAR LOS PENSAMIENTOS Y LA FORMA DE SER DE TU PAREJA. El amor se basa en la libertad. Se empieza a amar de manera espontánea y se necesita  esa libertad para seguir amando.
El amor perfecto solo existe en las novelas, lo real es un amor que empieza con mucha ilusión y que puede transformarse en un gran amor si respetas sus leyes.
Disfruta cada instante junto a tu pareja, y no pretendas comparar tu vida con la historia de alguna película. Aquello es fantasía y termina con un beso. Las historias reales comienzan con un beso y terminan de acuerdo a la decisión que tengas de seguir amando.
Pilar Cueto
“Soñar es solo el principio”

viernes, 7 de febrero de 2014

Los regalos en San Valentín


¡Soy una romántica hasta los huesos!, pero debo confesar que también soy de esas románticas extrañas que no le gustan las flores rojas, los peluches y solo como chocolate cuando me duele la cabeza.
Y cada vez que llega el día de San Valentín lo único que promocionan son los peluches en todas las formas y tamaños, hermosos arreglos florales con rosas rojas, y lindas cajas de chocolate. Se regalan corazones en formas  de almohadas, tarjetas con las mismas palabras de todos los años, y tortas con pequeñas dedicatorias.
Creo que hay que tener más creatividad a la hora de hacer un regalo, y si queremos que nuestra pareja recuerde esta fecha por el resto de su vida, entonces hay que atreverse a ser diferente.
Comparto con ustedes algo que hizo Karen y que me parece genial. Narró un audio personalizado con su historia de amor poniendo detalles íntimos que luego escuchó junto a su novio. El audio despertó el erotismo en los dos y el encuentro culminó de una forma apasionada. A esto llamo sacar ventaja de la situación.
Pero qué pasa si por estas fechas decides regalarle a tu pareja una cena romántica en un lindo restaurante (algo que usualmente se hace) Ambos se visten muy formales y se cumplen con todos los requisitos.  Las rosas, el vino, una buena cena, pero resulta que a las finales los dos se encuentran acartonados y mirando alrededor sin saber qué hacer. Pero si otro hubiese sido el escenario les habría faltado noche para escribir los momentos.
Pienso que en estas fechas uno debe huir de lugares públicos que te obligan a portarte formalmente.  ¿Quieres cenar?, busca un lugar donde se sientan cómodos y donde puedan agudizar los instintos. El uso de velas es un buen recurso. Comer frutas que puedas compartir con la boca. Hay muchas formas de beber un poco de vino, usa tu imaginación. Y si quieres regalar rosas… ¿Quién ha dicho que el amor y la pasión llevan el color rojo como estandarte? Ponle el color que tú quieras y no necesariamente tienen que ser rosas.
¿Recién sales con tu enamorado?, no vayas al cine, seguro que terminarás comiendo palomitas y dándote besos con sabor a mantequilla. Sin darnos cuenta buscamos tener otra distracción cuando el centro de nuestra mirada debería ser la persona que está a tu lado. Una caminata puede ser muy romántica si sabes escoger el lugar. Siempre pueden compartir un helado y la sensación que despierta es única e inolvidable. Seguro que cuando él esté solo pensará en ti y te llamará para decirte lo bien que lo pasó a tu lado.
No se necesitan regalos para demostrar nuestros sentimientos, sino las acciones que te dejan buenos recuerdos.
Diviértanse y  por favor… olviden de llevar el celular. El día de San Valentín es una fecha especial donde los terceros salen sobrando.
Pilar
“Soñar es solo el principio”

miércoles, 29 de enero de 2014

¿Encontraste a tu alma gemela?



Todos vivimos para el gran momento de conocer a nuestra alma gemela. Muchos suelen imaginarla y tener un prototipo de cómo les gustaría que fuera esa persona especial, pero en este campo lo físico no importa, es un encuentro en una frecuencia elevada que te lleva a vibrar y a emocionarte ni bien lo tienes frente a ti.
Pero, ¿qué son las almas gemelas?
Son espíritus que vibran en una misma sintonía y que al reencontrarse tienen como resultado el amor en toda su expresión.
Viven sus relaciones en libertad, sienten un amor incondicional y libre de sentimientos impuros. No hay entre ellos  celos ni posesión y se entregan sin límites.
Muchos estudiosos difieren de la manera en cómo se reconoce a nuestra alma gemela. Se habla del brillo que descubres en la mirada de la otra persona, y que no pasa desapercibido para ti. Está la emoción que te deja en el aire luchando por respirar y controlar los latidos de tu corazón, y luego la agradable sensación de haber compartido otras cosas en el pasado. No tratas de impresionar porque sabes que hay una conexión que va más allá. Solo disfrutas de ese momento que te deja embelesada y llena de buena vibra.
Pero no todos tienen la suerte de encontrar a su alma gemela, hay que estar preparado para eso. No debes estar ansioso esperando el momento, vive tranquilamente sin renegar de tu soledad, que esto es una barrera que te impide encontrarla.
Hay quienes tienen la suerte de quedarse para siempre con su alma gemela, otros solo disfrutan de su paso por algunos minutos, pero esos instantes trae un amor tan intenso que justifica el resto de nuestros días.
¿Has sentido algo muy fuerte en un primer encuentro?, ¿Empiezas a tratarlo y piensas que ya lo conoces de toda la vida? No te precipites y disfruta… que solo el tiempo te dirá que el alma que encontraste es aquella que esperaba por ti.  
Pilar
“Soñar en solo el principio”