martes, 16 de enero de 2018

Hoy me acordé de ti...

Hoy abrí una botella de vino,
y en esta penumbra donde solo está mi sombra,  me acordé  de ti.
Sabes que entre nosotros hay algo especial que nunca morirá.
Eres el hombre de los ojos verdes que entró a mi vida para acompañarme,
para sacar lo mejor de mí.
Fuiste el verso...
Fuiste la ilusión...
Fuiste el blues que cantó mi corazón cuando tuve que decirte adiós.
Pero hoy me acordé de ti, y comparto esta copa de vino con tu recuerdo.
Te extrañan mis sueños...
Te extrañan mis locuras...
Te extrañan mis horas esperándote en mi ventana...
Te extraña mi esperanza que siempre pensó que un día te abrazaría.
Te extrañan mis ojos que anhelaban verte.
Te extraña mi corazón que latía muy fuerte cuando pensaba en ti.
Vuelvo a llenar mi copa y me pregunto si un día la vida me pondrá frente a ti.
Si un día tu sonrisa será solo para mi,
si un día voz repetirá mi nombre.
Príncipe de ojos verdes, te olvidaste de mí.
Me dejaste esperando en el camino,
yo tenía muchas cosas para entregarte,
Y tú... pasaste de largo,
Y ahora trato de vivir en medio de un mundo que me voy inventando,
donde sonrío...
donde canto...
donde persigo sueños,
y en donde siempre estarás tú,
en un rincón de mi alma,
como el mejor sueño...
como la mejor ilusión...
que un día, ante tu olvido, tuve que decir adiós.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

miércoles, 10 de enero de 2018

No es lo que ves...

No es lo que veo, sino cómo lo veo...
Si es un camino, sé que me puede llevar a ti,
a la ternura que encuentro entre tus brazos,
a la quietud que le das a mi alma cuando estoy a tu lado.
No es lo que veo, sino cómo lo veo...
Si es una estrella, sé que puedo encontrarte en medio del firmamento,
porque brillas...
porque eres único...
porque pareces un sueño y estás ahí, al alcance de mi mano para hacerme feliz.
No es lo que veo, sino cómo lo veo...
Si es de día, es una posibilidad de conectarnos más allá de la distancia,
más allá de los sinsabores,
más allá de las barreras que a veces nos ponemos sin querer.
No todo es lo que parece...
Ni el verano con su brisa cálida,
ni el invierno con el aire helado pegándonos la piel.
Es cómo te sientes lo que le da forma a tus pensamientos,
dándole vida a tus emociones,
poniéndole color a esa tarde de otoño,
o creyendo que sigues de noche cuando ya amaneció.
No es lo que veo, sino cómo lo veo...
Y ahí estás tú,
pudiendo desaparecer entre la multitud,
pero mis ojos te siguen.
No quieren perderte,
quieren seguir llenándose de ti,
y guardar en mi memoria tus gestos,
tu risa...
cada detalle que te hace tan especial,
tan mío.
No es lo que veo,
es lo que tú me haces sentir.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

lunes, 8 de enero de 2018

Se busca...

Hoy no puedo escapar de esta tarde sombría que pesa y duele.
Hoy es uno de esos días en donde el ruido y el alboroto es mejor que estar a solas.
Hoy mi música trae consigo lágrimas silenciosas que no puedo, ni quiero detener.
Hoy vuelvo a partirme en dos, y dejo a la escritora celebrando sus triunfos y preparándose para ir detrás de otros sueños. Ella es la que saca cara por mí,
pero esta mujer que apenas respira,
aunque sonría...
aunque siga hablando en medio de mímicas...
aunque camine con gracia y levantando la barbilla,
está silenciosa, observando cómo oscurece dentro de mi habitación,
preguntándome una y otra vez, ¿dónde estás?
Dónde estás, príncipe de ojos verdes.
¿Por qué no apareces otra vez en mi ventana?
¿Por qué no apareces otra vez en mis sueños?
¿Por qué no vuelves a ser el duende que dormía sobre mi almohada?
¿Por qué tu fantasía no borra mi melancolía?
Hombre de los ojos verdes, quiero que me abraces.
Déjame dormir  a tu lado...
Deja que te cuente...
tú eres el guardador de mis secretos, ¿lo recuerdas?
Tú sabes quién soy...
y sabes cómo te esperé en medio de tantos veranos y de tantos inviernos.
Sola... hasta que el fuego que ardía en mi chimenea se apagó de tanto esperarte,
de tanto silencio.
Pero hoy te busco, ¿dónde estás?
Le pregunto a la brisa que entra por mi ventana, y no sabe de ti.
Le pregunto a esta tarde que empieza a morir, y tampoco sabe dónde encontrarte.
¡Regresa!
Tu princesa necesita de ti...
no me dejes encerrada en este cuento de dragones y falsos personajes que hacen daño.
No vuelvas a abandonarme, ahora no.
Quiero que me hagas sentir que soy especial,
y que en medio de este mundo y sus prisas,
tienes un tiempo para mí.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

miércoles, 3 de enero de 2018

Sin destino...

Así como la luna le hace falta a la noche para iluminar los caminos,
para dejar sus rayos de plata sobre el mar,
así te necesito en mi vida para llenar de luz esos pasajes oscuros que estrujan mi corazón,
y que solo tu amor podrá evaporarlos con el tiempo.
Así como el sol le hace falta al día para alegrar las horas
y darle más vida a una flor,
así te necesito en mi vida para entibiar mis mañanas de invierno mientras sueño entre tus brazos,
mientras me sacudo de los malos recuerdos.
Y es que eres la alegría que se esconde en medio de mi música,
la estela de ilusión que fue naciendo en medio de una copa de vino.
La fantasía que se convierte en verdad cada noche,
la compañía que desplazó a mi sombra ,
y la dulce tentación que  ensaliva mi boca que espera por tus besos.
Estás en mi vida  como un rayito que empieza a despuntar el alba,
como la ligera brisa que habla del otoño cuando el invierno aún no se ha ido.
Eres apenas un comienzo...
El arco iris que veo a lo lejos...
El sueño que aún no toma forma, pero que inquieta y alborota,
y que acaricio en noches como hoy,
cuando la melancolía visita mi alma y le recuerda que a pesar de la ilusión que alegra mis mañanas,
sigo estando sola.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

lunes, 1 de enero de 2018

Así soy...

Soy la que sueña despierta, la que anda entre mil cosas
olvidándose de todo,
siempre de prisa...
siempre en las nubes...
siempre hablando y atropellando las palabras.
Soy la que un día despertó y se enfrentó a un mundo que no conocía,
en el que vivía como una huésped,
viendo pasar la vida entre suspiros ahogados que escondían mis pensamientos.
Soy un conjunto de experiencias y emociones que tallaron mi alma,
y moldearon a una mujer que va por caminos tratando de dejar su huella,
siempre soñando...
siempre imaginando...
siempre esperando...
queriendo encontrar un amor que iluminara aún más mi vida.
Soy canto cuando siento que todo está en su lugar,
y puedo caminar entre las estrellas mientras invento fantasías.
Soy bruma cuando la ansiedad tiñe mis expectativas,
y creo que puedo perderme en medio de una calle que ya conozco.
Soy un torbellino de emociones cuando no puedo controlar mis sueños,
y siento que el cansancio es un estorbo que me impide continuar con mis deseos.
Soy un mar en calma cuando mi alma y mi corazón se entienden y se complementan,
entonces hay un equilibrio que me hace más fuerte,
y que me permite disfrutar de pequeños momentos
en donde mi compañía es mi mejor amiga.
Soy la que anda suspirando y enamorada de un amor que entibia mi sangre.
Soy poesía en medio de una noche fresca que me hace soñar con él...
que me hace suspirar por él...
y que me hace sonreír sin querer
Soy una mujer que ya no lleva un antifaz,
 y que ahora va aprendiendo a bailar la música que me gusta,
sin horarios,
y teniendo como cómplice a mi soledad.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

sábado, 30 de diciembre de 2017

Al viento...

Hoy quisiera dejar al viento los sinsabores...
las decepciones...
las noches en vela abrazada a la melancolía.
Hoy, en medio de las suaves notas de mis canciones,
lloro en silencio por las  horas frente a mi ventana mirando las estrellas.
Preguntándome si habría en este mundo alguien que amara mi alma,
que quisiera reparar las grietas que hay en mi corazón,
que asumiera el reto de borrar mis amarguras,
de poner paños fríos a mis miedos,
de tener la valentía de luchar contra mis fantasmas,
los que siguen acechando...
los que siguen doliendo...
los que duermen junto a mi almohada recordándome que sigo prisionera, burlándose de mí, y de mis ínfulas que a veces me lleva lejos de la realidad.
Hoy quisiera poner en un bote de basura todo aquello que ya no suma a mi vida,
los nombres...
los recuerdos...
 ... aquellas fantasías que ya no dicen nada, solo duelen.
 Pero es inútil porque forman parte de la historia de mi vida, de etapas y capítulos que han dejado su enseñanza y también su huella. Pasajes que han ido transformando mi mirada, y le han dado otro toque a mi sonrisa.
La que a veces engaña...
La que a veces es sincera...
La que a veces lleva un nombre...
La que a veces lleva llanto.
Hoy dejo al viento mis sueños...
los que hablo a los cuatro vientos,
los que murmuro entre las paredes de mi habitación.
Mis sueños son la riqueza que llevo como equipaje,
son mi fuerza y mi motor...
lo único verdadero que abrazo todas las noches y que despierta a mi lado, recordándome que hay un mundo que quiero conquistar.
Hoy me despido de un año que trajo lindas sorpresas a mi vida, y que me ha enseñado que siempre, siempre, hay una segunda oportunidad para todo.
¡Feliz año 2018!
Pilar

“Soñar es solo el principio”

domingo, 17 de diciembre de 2017

Cuando pienso en ti...

Cuando pienso en ti me abrazo a tu recuerdo,
a esos momentos cuando tu sonrisa iluminó mis ojos,
cuando tu mano y la mía se entrelazaron a plena luz del día.
Y fuimos canto...
Y fuimos libres...
... Y fuimos dos almas que por fin se encontraron en medio del bullicio de este mundo.
Cuando pienso en ti me aferro a ese instante cuando tus brazos acunaron mi corazón,
y me hiciste sentir que ya no estaba perdida,
que tú eras ese puerto que tanto buscaba en mis noches largas y vacías.
Y me hiciste sentir que soy tu estrella...
Que soy tu cielo...
... Que soy el oasis donde descansan tus inquietudes.
Cuando pienso en ti sonrío sin darme cuenta,
y me muevo más ligera, y solo quiero hablar de ti.
De tu dulzura al mirarme...
De tus palabras que saben acariciar mi alma,
de la ilusión que ha envuelto a mi corazón herido,
y que hoy late bajo otro ritmo que aquieta mi ansiedad.
Cuando pienso en ti cierro los ojos para recordar tu voz,
la que endulza mis oídos, y equilibra mis emociones.
Tu voz que repite mi nombre con un suave acento que solo tú le das,
y que me dice bajito "te quiero, me has embrujado con tu mirada"
Y yo sonrío porque no sabes que empiezo a despertar después de un largo invierno donde hubo espinas y decepciones. Fantasías que alimentaron mi pluma, y un sueño que hoy vivo despierta  y que tiene a mi alma contenta.
Cuando pienso ti, también pienso en mí...
Pilar
“Soñar es solo el principio”