lunes, 16 de enero de 2017

Sobre mi almohada...

Sobre mi almohada están los suspiros que arrancaste de mis labios sin saber, mientras leía tus mensajes; mientras veía tus fotos y me dejaba hipnotizar por tus ojos verdes que desde el primer momento han tocado mi alma.
Tú sabes, mi amor… soy un libro abierto para ti, soy el agua cristalina en donde puedes mirar, donde puedes refrescarte y saciar tus ansias mientras engrío tu alma. Hay mucho ruido en el mundo, déjame ser ese remanso de paz; el oasis en donde puedas quitarte la coraza que cargas a diario.
Sobre mi almohada está tu nombre que murmuro en medio de la noche, deseando que ahí, donde te encuentres, pienses un poquito en mí.
Tú eres mi fuerza y mi debilidad; la ola que llega a mi playa cada atardecer. La alborada que siempre trae una esperanza; las notas de esa canción que nunca me canso de escuchar.
Lo digo siempre… ¡Tú eres mi inspiración!, la brisa que se ha quedado dentro de mí y que huele a tierra mojada…
que huele a vida...
que huele a amor…
Tu nombre abre mi secreto, tú tienes la llave de este baúl en donde guardo las locuras que siempre hago para ti. En donde está tu osadía reflejada en tus retratos.
Somos dos locos ocultándose a la distancia.
Somos dos almas deseándose cada noche.
Somos dos corazones que ansían encontrarse.
Sobre mi almohada están las lágrimas que derramé por ti, mientras buscaba tu silueta sobre mi cama; mientras la soledad iba ocupando un lugar que te pertenece.
¡Tú debes estar aquí!, tomando mi mano, diciéndole a todos quién eres.
El amor a veces es una dulce agonía que nos gusta saborear de a poco, embriagándonos de inquietud, de espera y desolación.
Pero esto es la vida, y tú formas parte de la mía.
Tus silencios me entristecen…
Tus mensajes me recuerdan que no eres un sueño…
Tus fotos un tesoro que guardo para mí…
Tu mirada el reflejo en donde un día me quiero mirar.
Sobre mi almohada guardo una esperanza; esa estrella que quiero conquistar. Lo siento, mi amor… me resisto a renunciar. ¿Sabes por qué?, porque no hay cielo que cubra el amor que hay dentro de mi.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

viernes, 13 de enero de 2017

No escaparemos, mi amor...

Un día, en cualquier lugar, no importa si es invierno o primavera, si es de día o nos acompañan las estrellas, un día, mi amor, seremos un mismo deseo fundiéndonos en nuestros besos, en nuestras ganas; en ese sueño que se fue agrandando y que se fue metiendo en nuestra piel.
Ahora que he dejado las preguntas a un lado de la puerta, mis temores colgados en la ventana, mi espera sentada en un rincón,  me siento liviana y dispuesta a seguir escribiendo mientras llegue el momento de encontrarnos tú y yo.
Ahora lo sé, mi amor…
Mi sueño es tu sueño…
Mi anhelo es tu anhelo…
… y no hay distancia que apague las emociones que enciende nuestros pensamientos.
Un día, en cualquier lugar, no importa si es invierno o primavera, si es de día o nos acompañan las estrellas, un día, mi amor, escribiremos nuestra historia en medio de nuestra angustia por tenernos…
Por sentirnos…
… Por demostrarnos cuánto nos extrañamos, a pesar de que nunca nos tuvimos.
Pero ahí está la magia que hay entre los dos, esa razón inexplicable que se ha metido en nuestra sangre y que hierve y burbujea cada vez que miro tus ojos verdes.
Cada vez que miras mis fotos…
… Cada vez que coincidimos en el tiempo; en ese punto medio en donde tu corazón y el mío no saben de fronteras.
No escaparemos, mi amor…
El destino ya puso un lazo entre los dos, y solo es cuestión de tiempo que estalle la pasión y que volemos sobre su ala en medio de una cortina de ilusión.
 Un día, en cualquier lugar, no importa si es invierno o primavera, si es de día o nos acompañan las estrellas, un día, mi amor, seré la mujer que tú esperas, y tú el hombre que por fin me volverá a la vida.
No escaparemos, mi amor…
Tú destino es llegar a mi puerto,
Y mi destino siempre ha sido entregarte mi corazón
Pilar

“Soñar es solo el principio”

miércoles, 11 de enero de 2017

Tus besos...

Te miré y quise besarte, pero me contuve y solo te abracé. Te pregunté cómo estabas cuando por dentro quería que dejaras las palabras para después.
Conversamos largo rato mientras que el deseo se iba colando por mi piel, entonces el silencio nos atrapó y me dijiste “quiero besarte”
Rodeé tu cuello con mis manos y me perdí en la dulce tentación de tus labios que saben a uva…
que saben a amor…
… y que me atrapan dentro de la comisura de tu boca.
Me convierto en una rehén de tu deseo mientras tus brazos me dan un lugar junto a tu corazón, escuchando cómo se agita como un caballo desbocado solo por un beso.
Pero no es cualquier caricia… es la puerta para el camino que vamos disfrutando al caer sobre las sábanas, al ir perdiéndonos en ese lugar donde todo es perfecto.
Tu cuerpo junto al mío…
Mi cuerpo sintiéndote…
Tus manos delineando mi cintura…
Mis manos dibujando sobre tu piel…
Y empieza el juego de seducción donde tus besos siguen siendo el camino hacia el cielo.
Besos desesperados que aumentan mi ansiedad…
Besos sin tregua que no esperan…
Besos profundos que calan mi piel…
Besos que solo tú me sabes dar dentro de esta habitación que empieza a oler a pasión.
Tus ojos me miran y advierto tu deseo nublando tus ojos verdes. Tienes el poder de convertirme en una diosa…
En una mujer de fuego…
… En un cuerpo que arde sin control y sin reserva.
Tus besos me elevan al infinito en donde exploto dentro de mi cuerpo, y tus besos me traen de vuelta en medio de tu ternura que me hace sentir especial.
Y soy solo una mujer a la que inspiras con tus caricias, a la que llenas de momentos locos e inquietantes. Sublimes y etéreos dentro de esta habitación que ya conoce mi silueta.
Entonces te miro y me muerdo las palabras…
Me como mis suspiros…
Me guardo mis pensamientos, pero me ganan las emociones y te digo.
Siempre pienso en ti…
Yo también pienso en ti, respondes.
Y sé que es verdad, tu corazón está a un paso del mío, y el día que te decidas a mirar la vida a través de mis ojos, te enamorará mi alma y no querrás alejarte de mí.
(Extracto de un sueño)
Pilar

“Soñar es solo el principio”

lunes, 9 de enero de 2017

En esta tarde de verano...

En esta tarde de verano, mientras el sol despliega sus últimos rayos,  estoy aquí, pensando en ti.
El cielo es un lienzo de colores que observo enmudecida, sintiéndome pequeña frente a tanta inmensidad. Entonces le pregunto a la tarde por ti, y mi corazón reacciona con tristeza. De qué me sirve tanta belleza si tú no estás aquí, tomando mi mano mientras saboreamos un vino tinto, sintiéndonos, mirándonos; deseando que se detenga el tiempo alrededor de los dos.
Pero estoy sola imaginando tu rostro en medio de este cielo que me cautiva y me enamora, en medio de este silencio que ya es parte de mí. En medio de esta escena que siempre se repite y que deja estelas de amargura.
En esta tarde de verano, mientras la brisa apenas refresca mi piel, estoy aquí, pensando en ti.
Sin esperanzas y sin las ilusiones que antes me acompañaban. Ahogándome en el calor de mis pensamientos que siguen girando en la misma dirección, arrancándome lágrimas mientras sonrío ante mi destino; y ante la espera cruel a la que tú me has sentenciado, en donde nunca habrá una oportunidad porque no te atreves a volar.
Ya no importan las horas ni los días si la monotonía se va llevando mi alegría, la esperanza en donde tejía mis sueños y fantasías.
Ya no queda nada, solo vivir por vivir mientras la vida me envuelve en su locura de días agitados y sin sentido; en donde sonrío a carcajadas cuando  la melancolía va tallando en mi alma. No puedo escapar de estas aguas turbulentas que agitan mi corazón en donde tu nombre sigue brillando dentro de una marquesina multicolor.
En esta tarde de verano, mientras la luz se va ocultando, estoy aquí, pensando en ti. Deseando que eches al agua los temores, las preguntas, los por qué, y te animes a abrir tu corazón.
Acompáñame una tarde cualquiera, déjame enseñarte mi mundo, la simpleza, la locura. Mi verdad, y el amor que destila por ti, embriagándome a diario.
Estoy aquí, esperando como siempre en mi ventana, escribiendo poemas  y escondiéndote en medio de mis historias...
porque no eres real...
porque tú solo quieres ser un sueño...
porque te escondes en el silencio.
En esta tarde de verano, mientras la vida continúa, sigo aquí, pensando en ti.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

sábado, 7 de enero de 2017

Entre el cielo y tú...

Entre el cielo y tus ojos no hay distancia, porque en tu mirada viven las estrellas, ellos me iluminan, me acompañan, me abrazan en noches solitarias. Tus ojos guardan el misterio de tu vida, tus sufrimientos y  locuras, dos esmeraldas que adoro a la distancia y tocan cada fibra de mi ser.
Entre el cielo y tus brazos no hay distancia, porque son mi refugio, mi morada; la hamaca donde se mecen mis ilusiones. El lugar perfecto para descansar y soñar, sintiendo la tibieza de tu aliento, la dulzura de tus besos y la suavidad de tus dedos bajando lentamente por mis mejillas.   
Entre el cielo y tu cuerpo no hay distancia, porque es el fuego que me enciende y me regresa a la vida. El lugar que exploro mientras tocamos la luna; mientras me convierto en arcilla que vas moldeando con tus manos.
Entre el cielo y tu corazón no hay distancia, porque ahí está la gloria que quiero  conquistar. Es el puerto en donde quiero anclar, en donde quiero vivir; en donde quiero dejar un poco de mí.
Ando en busca de ese cielo…
De esa vida…
De ese sueño que quiero vivir junto a ti.
(Extracto de un sueño)
Pilar
“Soñar es solo el principio”

l

miércoles, 4 de enero de 2017

Déjame abrazarte, mi amor...

Déjame abrazar tu corazón y rescatarte del silencio, poner una gota de ternura en cada latido, y quitar de a poco el candado con el que proteges tu coraza.
Confía en mí, cierra los ojos y deja que mi amor te guíe hacia la luz, hacia ese camino que quiero recorrer contigo, donde seguro habrá espinas, días nublados, pero en donde siempre podremos disfrutar del sol y admirar la belleza de una flor. Aspirar su perfume y perdernos sin prisa por donde nos lleven nuestros pasos.
Déjame abrazar tu alma y llenarle de besos dulces…
De besos frescos…
…De besos de amor que le den un respiro y le quiten el peso de los días agitados. Déjame ser el aire fresco que entra despacio y abraza tu esencia rebelde, la que siempre pide justicia, la que yo amo por ser natural e impetuosa. Déjame acompañarte en tu lucha, en tus reclamos y ser el eco de tu voz.
Déjame abrazar tus pensamientos y dejar mi perfume para que siempre me recuerdes, para que no sientas que estás solo, que me tienes a un paso siempre pendiente de ti. Sabes que eres el calor de mis noches de invierno…
La luna que me inspira…
La canción que canta mi corazón…
El gorrión que aparece en mi ventana…
El verso de un poema sin fin que siempre me estremece, me calma y adorna mi vida.
Déjame formar parte de ese mundo que solo guardas para ti, donde están tus secretos, lo que callas y lo que pretendes. Quiero ser tu cómplice en esta aventura que significa vivir.
Déjame abrazar tus sueños y prometo cuidarlos como si fueran los pétalos de una flor, déjame guardarlos junto a los míos como el tesoro que acompaña el caudal más preciado que tengo.
Tus sueños y mis sueños caminando de la mano, respirando en medio de nuestros espacios, pero siempre acompañándose y entrelazándose entre sí. Déjame entrar en tus ilusiones y ser otro sueño en medio de esta realidad donde tú eres la antorcha que ilumina esta noche cerrada.
Déjame abrazarte, mi amor, y ser la sutil fragancia que respiras y te da felicidad.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

martes, 3 de enero de 2017

Presentación "Habitación 405"

video

   Una App de citas, un hotel y el placer sin límites se convierten  en la puerta del infierno.
Andrea decide aventurarse a una cita a ciegas con un hombre que conoce a través de una aplicación de su teléfono celular, sin imaginar que descubrirá una pasión sin límites dentro de la habitación de un hotel. Se verá envuelta en un deseo que la consume y que nubla su conciencia, volviéndose adicta a los besos de Joaquín, y a sus caricias que saben cómo enloquecerla.
Él es un hombre elegante y misterioso, amante experimentado, que piensa que tiene todo bajo control: a la mujer que desea, y la vida que oculta fuera de la “Habitación 405”. No sabe que caerá en su propia trampa al verse descubierto por Andrea, quién conoce el infierno al saber lo que hay detrás del hombre que ama. Es una verdad que la ata y la atormenta.

Descárgalo en iTunes