domingo, 29 de enero de 2017

Algún día...

Algún día la bruma se levantará en el horizonte, y cuando veas el camino seguro encontrarás mis huellas,
seguro encontrarás los poemas que escribí en esas hojas que dejé esperando que algún día las leyeras.
Descubrirás el banco de madera en donde por horas y días me senté a esperarte, con la ilusión de que abrieras tus brazos para mí, con la esperanza de que tus ojos verdes se alegraran al verme.
Algún día verás la ventana que me conectaba contigo, que me llevaba directo a ese cielo en donde siempre estuvimos juntos, en donde tu alma y mi alma fueron ajenas a la distancia que tú decidiste levantar entre los dos. Te darás cuenta que yo también fui una estrella que pudiste alcanzar, y que dejaste que se apagara lentamente.  
Algún día observarás mis fotos y por fin mirarás más allá. Descubrirás tu imagen dentro de mis pupilas, y sabrás que es verdad que siempre vivías conmigo.
Que fuiste la compañía perfecta…
El sueño perfecto…
El nombre que guardaba para mí…
Algún día volverás a leer los mensajes que siempre te dejaba mientras dormías,
y descubrirás mi corazón en cada renglón…
en cada frase…
en cada pensamiento que tú me inspiraste.
Algún día mirarás hacia atrás y valorarás cada regalo que te ofrecí.
Cada locura que nació de mi piel, y te preguntarás, ¿por qué?,
Por qué no te hiciste un tiempo para ti…
Por qué no te hiciste un tiempo para los dos…
Por qué no te arriesgaste a vivir algunos días de una manera diferente.
Algún día tal vez nos volveremos a encontrar, mi amor
En otra vida…
En otro tiempo…
Quizá haya un beso que podamos recordar,
o tal vez repetiremos la misma historia.
Tú volverás a marcharte sin saber que te quedas en mi corazón,
y yo volveré  a quedarme con el recuerdo de tu mirada.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

miércoles, 25 de enero de 2017

Voy a atraparte, mi amor...

Eres como el agua que se escapa entre mis manos,
a veces fresca, a veces tibia, pero igual se escurre dejando húmeda mi piel.
Eres como el viento que silva en mi ventana en cada invierno,
a veces golpea suavemente los cristales, a veces va de largo, pero igual siento su paso mientras intento dormir.
Eres como el perfume de esa rosa solitaria que cada tarde desprende su aroma, endulzando el ambiente con su suave fragancia.
Así eres tú, mi amor…
Te siento junto a mí…
Huelo tu aroma en mi piel…
Siento tus caricias recorriendo mi cuerpo, pero al abrir los ojos no hay huella…
No hay sombra…
No estás en mi habitación.
Por eso voy a atraparte en mi silencio para escuchar tu risa por las mañanas, para escuchar tu voz contándome algún secreto; para perderme en tu acento mientras dices que me quieres.
Voy a atraparte en el viento para que cantes para mí, para que me mires por la ventana mientras escribo alguna historia de amor; para que me beses suavemente en las mejillas cuando camine por el jardín.
Voy a atraparte entre las sombras para ver tu silueta junto a la mía, para que espantes los fantasmas que a veces acechan robándome la tranquilidad. Para que alumbres ese rincón en donde escondo mis tristezas.
Voy a atraparte en mi habitación para que compartas mis locuras, para que viajemos juntos por esos mundos que suelo visitar, donde hay un príncipe de ojos verdes, y una pequeña princesa que quiere ser feliz junto a ti.
Voy a atraparte en mi soledad para que sientas mi vacío, para que vivas a mi lado esas horas muertas en donde la vida pasa, el tiempo pasa, mientras alguna lágrima cubre mis ojos.
Voy a atraparte en mi cama para que conozcas mis secretos, para que nos dejemos llevar por la magia de un beso. Para que aprendamos a dar el alma con cada caricia que se desprendan de nuestras manos.
Voy a atraparte en la noche para que seas la luz que me acompañe, la luna que cuelga de mi cabecera; esa estrella que relampaguea y a la que miro pidiéndole el mismo deseo: volver a verte, mi amor.
Voy a atraparte entre mis sueños para que sepas lo que guardo muy dentro, para que volemos juntos por esos valles donde no hay límite entre la tierra y el cielo.
Voy a atraparte dentro de mi corazón para que sientas mis latidos, para que descubras lo que me provocas, para que veas el espacio  en donde vives a diario.
Voy a atraparte dentro de mi alma para que conozcas mi esencia…
Tal vez te enamores de mi risa…
Tal vez te enamores  de mis ojos…
Tal vez te decidas y por fin te quedes junto a mí, y me dejes amarte y me dejes engreír tu corazón. Y me dejes pintar tu vida con mi color.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

martes, 24 de enero de 2017

Coincidencia...

Nada es casual en la vida, ni el encuentro que tuvimos los dos; ese instante que ha marcado un después en mi vida donde todo era gris y monótono. Donde no existían suspiros, ni fantasías, y tampoco la esperanza de un amor que reviviera mi corazón.
Coincidimos bajo un mismo cielo…
En el mismo lugar…
A la misma hora…
Y fue como un eclipse que remeció mi cuerpo y mi alma.
¡Estaba viva!
Y yo que creía que solo deambulaba en medio de días largos y aburridos, pero te vi… y estabas frente a mí sin saber el terremoto emocional que sacudía mi interior, sacando las telarañas que el tiempo había dejado bajo mi piel.
Me sentí diferente y vi en el espejo a esa mujer que tú miraste, la que por un instante se reflejó en tus ojos verdes, la que te escuchaba y se repetía en silencio:
“Es él…”
 “Es él…”
Y eras tú…
El que despertó mi locura y revivió a la mujer que se había escondido en medio del llanto y la desilusión. El que entró por mi ventana para quedarse en mi vida, para ser parte de mis sueños; para ser la fantasía que a veces me hace volar, y a veces me corta la respiración cuando reparo en la puerta que pones entre los dos.
Pero mi corazón se reinventa en medio de ese mundo que visito a diario,
donde todo es perfecto…
donde todo es posible…
donde todo se amolda a mis deseos…
donde no hay rechazos…
donde no hay indiferencia…
donde tus besos son mis besos…
donde tu cuerpo y mi cuerpo forman una sola sombra en la pared…
donde coincidimos en tiempo y lugar para vivir la emoción de encontrarnos.
¿Por qué tardas, mi amor?
Anímate y cruza el umbral, camina despacio hasta mí.
Ven al encuentro de mis brazos que esperan por ti.
Ven al encuentro de mis manos que quieren acariciar tu piel.
Ven al encuentro de mis labios que ansían tus besos.
Ven al encuentro de esta ilusión que sé que también vive en ti, a pesar de tu silencio que es como un vendaval queriendo apagar la llama que calienta dentro de mi pecho.
¿Crees que aún hay tiempo?
Eso es mentira…
A veces dejamos para después una sonrisa que puede iluminar nuestra vida,
esa mirada que puede darnos felicidad,
ese beso  que puede estremecernos de punta a punta,
esa caricia capaz de elevarnos al mismo cielo.
Ven al encuentro de mi alma que deambula solitaria por los rincones.
Ven…
Mi corazón te llama, y se ha quedado sin voz de tanto repetir tu nombre.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

domingo, 22 de enero de 2017

Sin salida...

Hay lazos invisibles que llevas alrededor del corazón
y que te unen a un amor que un día aparece frente a ti.
Cómo escapar al hechizo de esa mirada que te atrapa en el aire y te hace temblar de emoción.
Cómo huir de la dulzura que  abraza tu alma mientras no sabes si estás en medio de un sueño, o es verdad que ese príncipe por fin tiene un rostro que empiezas a amar.
Por fin tiene una voz que ansías que repita tu nombre.
Por fin tiene una piel que tu cuerpo reclama cada noche mientras te preguntas por qué se fue…
Por qué no está junto a ti…
Por qué no vive dentro de tu mundo…
Por qué hay distancias entre los dos.
Pero pretendes seguir con tu vida mientras su nombre es un inquilino que vive dentro de tu mente, recordándote que él está en algún lugar respirando un aire que tú no respiras, y mirando un paisaje donde tú no estás. Y te atrapa la melancolía mientras ves sus fotos ahogándote en suspiros que se pierden en la noche que ya sabe de tu amor…
Que ya sabe de tu tristeza…
Que ya sabe de tu historia que a veces pintas de ilusión porque él piensa en ti, y a veces se torna gris cuando la realidad te demuestra que estás sola, que sus pensamientos no calman la necesidad que tienes de él.
Tú quieres que te abrace…
Tú quieres morir en su boca…
Tú quieres olvidarte del mundo mientras estás en sus brazos.
Tú quieres volver a la vida a su lado.
Gritas su nombre, lo llamas en tus sueños, pero él no responde.
Buscas sus ojos verdes, pero no encuentras su mirada.
¡No tienes nada!
Solo un amor que no entiende que él nunca vendrá aunque lo llames y le digas que es la vida de tu vida…
El sueño de tu sueño…
La ilusión más grande que tienes dentro del corazón.
Pero entiendes que no hay salida para ese amor que está en tu sangre calentando tu alma en cada invierno, y poniéndole color a la primavera mientras murmuras su nombre en cada atardecer.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

viernes, 20 de enero de 2017

Sobre tu piel...

Sobre tu piel quiero dejar mis besos en medio de un camino que marca mi deseo.
Besos tentadores que te enciendan y enloquezcan, que borren tu cordura y tu pasado; y que nos consuma en un presente de entrega y sumisión.
Besos de fuego que te estremezcan y te liberen; y que nos lleven a esa luna donde no hay espacio entre tu silueta y la mía…
Entre tus labios y los míos…
Entre tu corazón y mi corazón.
Sobre tu piel quiero dejar mis caricias en medio de la osadía que marca la pasión.
Caricias suaves que apenas rocen, pero que dejen una estela de ansiedad que consuma los sentidos. Quiero viajar despacio… palpando y sintiendo en cada tramo de tu cuerpo que espera por mí.
Recorrer tu torso acariciándote con mis mejillas mientras nos perdemos en la flama que va incendiando la noche.
Caricias atrevidas que te arranquen suspiros y nos convierta en lava que nos funde piel con piel…
Alma con alma…
Sueño con sueño…
Sentirme dueña de tu cuerpo para dejar mi huella…
Para dejar mi perfume en cada rincón…
Para dejar mis ansias en cada movimiento que nos lleve a la gloria dentro de ese cielo que inventemos tú y yo.
Sobre tu piel  quiero dejar escrita la historia de los dos, en medio de la magia que ha marcado nuestro encuentro.
Una historia de espera y pasión, que se alimenta con los días y una distancia que solo agranda nuestro deseo. Quiero escribir mi nombre en cada beso para que me recuerdes cuando te sientas solo, cuando ya no estés junto a mí.
Una historia que para muchos no tiene sentido y que para nosotros lo es todo…
Ilusión por encontrarnos…
Desesperación por tenernos…
Ansiedad por sentirnos…
Jamás pensamos en encontrarnos, pero apareciste, mi amor, para ser mi primavera más linda…
La mejor noche con estrellas…
El sueño de todos los sueños…
El aroma que huele a prado y a hierba fresca.
Sobre tu piel quiero dejar el amor que burbujea en mi interior.
Un día cualquiera, bajo un mismo cielo, coincidimos los dos. Tú te llevaste mi corazón, y yo me quedé con el recuerdo de tus ojos verdes.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

lunes, 16 de enero de 2017

Sobre mi almohada...

Sobre mi almohada están los suspiros que arrancaste de mis labios sin saber, mientras leía tus mensajes; mientras veía tus fotos y me dejaba hipnotizar por tus ojos verdes que desde el primer momento han tocado mi alma.
Tú sabes, mi amor… soy un libro abierto para ti, soy el agua cristalina en donde puedes mirar, donde puedes refrescarte y saciar tus ansias mientras engrío tu alma. Hay mucho ruido en el mundo, déjame ser ese remanso de paz; el oasis en donde puedas quitarte la coraza que cargas a diario.
Sobre mi almohada está tu nombre que murmuro en medio de la noche, deseando que ahí, donde te encuentres, pienses un poquito en mí.
Tú eres mi fuerza y mi debilidad; la ola que llega a mi playa cada atardecer. La alborada que siempre trae una esperanza; las notas de esa canción que nunca me canso de escuchar.
Lo digo siempre… ¡Tú eres mi inspiración!, la brisa que se ha quedado dentro de mí y que huele a tierra mojada…
que huele a vida...
que huele a amor…
Tu nombre abre mi secreto, tú tienes la llave de este baúl en donde guardo las locuras que siempre hago para ti. En donde está tu osadía reflejada en tus retratos.
Somos dos locos ocultándose a la distancia.
Somos dos almas deseándose cada noche.
Somos dos corazones que ansían encontrarse.
Sobre mi almohada están las lágrimas que derramé por ti, mientras buscaba tu silueta sobre mi cama; mientras la soledad iba ocupando un lugar que te pertenece.
¡Tú debes estar aquí!, tomando mi mano, diciéndole a todos quién eres.
El amor a veces es una dulce agonía que nos gusta saborear de a poco, embriagándonos de inquietud, de espera y desolación.
Pero esto es la vida, y tú formas parte de la mía.
Tus silencios me entristecen…
Tus mensajes me recuerdan que no eres un sueño…
Tus fotos un tesoro que guardo para mí…
Tu mirada el reflejo en donde un día me quiero mirar.
Sobre mi almohada guardo una esperanza; esa estrella que quiero conquistar. Lo siento, mi amor… me resisto a renunciar. ¿Sabes por qué?, porque no hay cielo que cubra el amor que hay dentro de mi.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

viernes, 13 de enero de 2017

No escaparemos, mi amor...

Un día, en cualquier lugar, no importa si es invierno o primavera, si es de día o nos acompañan las estrellas, un día, mi amor, seremos un mismo deseo fundiéndonos en nuestros besos, en nuestras ganas; en ese sueño que se fue agrandando y que se fue metiendo en nuestra piel.
Ahora que he dejado las preguntas a un lado de la puerta, mis temores colgados en la ventana, mi espera sentada en un rincón,  me siento liviana y dispuesta a seguir escribiendo mientras llegue el momento de encontrarnos tú y yo.
Ahora lo sé, mi amor…
Mi sueño es tu sueño…
Mi anhelo es tu anhelo…
… y no hay distancia que apague las emociones que enciende nuestros pensamientos.
Un día, en cualquier lugar, no importa si es invierno o primavera, si es de día o nos acompañan las estrellas, un día, mi amor, escribiremos nuestra historia en medio de nuestra angustia por tenernos…
Por sentirnos…
… Por demostrarnos cuánto nos extrañamos, a pesar de que nunca nos tuvimos.
Pero ahí está la magia que hay entre los dos, esa razón inexplicable que se ha metido en nuestra sangre y que hierve y burbujea cada vez que miro tus ojos verdes.
Cada vez que miras mis fotos…
… Cada vez que coincidimos en el tiempo; en ese punto medio en donde tu corazón y el mío no saben de fronteras.
No escaparemos, mi amor…
El destino ya puso un lazo entre los dos, y solo es cuestión de tiempo que estalle la pasión y que volemos sobre su ala en medio de una cortina de ilusión.
 Un día, en cualquier lugar, no importa si es invierno o primavera, si es de día o nos acompañan las estrellas, un día, mi amor, seré la mujer que tú esperas, y tú el hombre que por fin me volverá a la vida.
No escaparemos, mi amor…
Tú destino es llegar a mi puerto,
Y mi destino siempre ha sido entregarte mi corazón
Pilar

“Soñar es solo el principio”

miércoles, 11 de enero de 2017

Tus besos...

Te miré y quise besarte, pero me contuve y solo te abracé. Te pregunté cómo estabas cuando por dentro quería que dejaras las palabras para después.
Conversamos largo rato mientras que el deseo se iba colando por mi piel, entonces el silencio nos atrapó y me dijiste “quiero besarte”
Rodeé tu cuello con mis manos y me perdí en la dulce tentación de tus labios que saben a uva…
que saben a amor…
… y que me atrapan dentro de la comisura de tu boca.
Me convierto en una rehén de tu deseo mientras tus brazos me dan un lugar junto a tu corazón, escuchando cómo se agita como un caballo desbocado solo por un beso.
Pero no es cualquier caricia… es la puerta para el camino que vamos disfrutando al caer sobre las sábanas, al ir perdiéndonos en ese lugar donde todo es perfecto.
Tu cuerpo junto al mío…
Mi cuerpo sintiéndote…
Tus manos delineando mi cintura…
Mis manos dibujando sobre tu piel…
Y empieza el juego de seducción donde tus besos siguen siendo el camino hacia el cielo.
Besos desesperados que aumentan mi ansiedad…
Besos sin tregua que no esperan…
Besos profundos que calan mi piel…
Besos que solo tú me sabes dar dentro de esta habitación que empieza a oler a pasión.
Tus ojos me miran y advierto tu deseo nublando tus ojos verdes. Tienes el poder de convertirme en una diosa…
En una mujer de fuego…
… En un cuerpo que arde sin control y sin reserva.
Tus besos me elevan al infinito en donde exploto dentro de mi cuerpo, y tus besos me traen de vuelta en medio de tu ternura que me hace sentir especial.
Y soy solo una mujer a la que inspiras con tus caricias, a la que llenas de momentos locos e inquietantes. Sublimes y etéreos dentro de esta habitación que ya conoce mi silueta.
Entonces te miro y me muerdo las palabras…
Me como mis suspiros…
Me guardo mis pensamientos, pero me ganan las emociones y te digo.
Siempre pienso en ti…
Yo también pienso en ti, respondes.
Y sé que es verdad, tu corazón está a un paso del mío, y el día que te decidas a mirar la vida a través de mis ojos, te enamorará mi alma y no querrás alejarte de mí.
(Extracto de un sueño)
Pilar

“Soñar es solo el principio”

lunes, 9 de enero de 2017

En esta tarde de verano...

En esta tarde de verano, mientras el sol despliega sus últimos rayos,  estoy aquí, pensando en ti.
El cielo es un lienzo de colores que observo enmudecida, sintiéndome pequeña frente a tanta inmensidad. Entonces le pregunto a la tarde por ti, y mi corazón reacciona con tristeza. De qué me sirve tanta belleza si tú no estás aquí, tomando mi mano mientras saboreamos un vino tinto, sintiéndonos, mirándonos; deseando que se detenga el tiempo alrededor de los dos.
Pero estoy sola imaginando tu rostro en medio de este cielo que me cautiva y me enamora, en medio de este silencio que ya es parte de mí. En medio de esta escena que siempre se repite y que deja estelas de amargura.
En esta tarde de verano, mientras la brisa apenas refresca mi piel, estoy aquí, pensando en ti.
Sin esperanzas y sin las ilusiones que antes me acompañaban. Ahogándome en el calor de mis pensamientos que siguen girando en la misma dirección, arrancándome lágrimas mientras sonrío ante mi destino; y ante la espera cruel a la que tú me has sentenciado, en donde nunca habrá una oportunidad porque no te atreves a volar.
Ya no importan las horas ni los días si la monotonía se va llevando mi alegría, la esperanza en donde tejía mis sueños y fantasías.
Ya no queda nada, solo vivir por vivir mientras la vida me envuelve en su locura de días agitados y sin sentido; en donde sonrío a carcajadas cuando  la melancolía va tallando en mi alma. No puedo escapar de estas aguas turbulentas que agitan mi corazón en donde tu nombre sigue brillando dentro de una marquesina multicolor.
En esta tarde de verano, mientras la luz se va ocultando, estoy aquí, pensando en ti. Deseando que eches al agua los temores, las preguntas, los por qué, y te animes a abrir tu corazón.
Acompáñame una tarde cualquiera, déjame enseñarte mi mundo, la simpleza, la locura. Mi verdad, y el amor que destila por ti, embriagándome a diario.
Estoy aquí, esperando como siempre en mi ventana, escribiendo poemas  y escondiéndote en medio de mis historias...
porque no eres real...
porque tú solo quieres ser un sueño...
porque te escondes en el silencio.
En esta tarde de verano, mientras la vida continúa, sigo aquí, pensando en ti.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

sábado, 7 de enero de 2017

Entre el cielo y tú...

Entre el cielo y tus ojos no hay distancia, porque en tu mirada viven las estrellas, ellos me iluminan, me acompañan, me abrazan en noches solitarias. Tus ojos guardan el misterio de tu vida, tus sufrimientos y  locuras, dos esmeraldas que adoro a la distancia y tocan cada fibra de mi ser.
Entre el cielo y tus brazos no hay distancia, porque son mi refugio, mi morada; la hamaca donde se mecen mis ilusiones. El lugar perfecto para descansar y soñar, sintiendo la tibieza de tu aliento, la dulzura de tus besos y la suavidad de tus dedos bajando lentamente por mis mejillas.   
Entre el cielo y tu cuerpo no hay distancia, porque es el fuego que me enciende y me regresa a la vida. El lugar que exploro mientras tocamos la luna; mientras me convierto en arcilla que vas moldeando con tus manos.
Entre el cielo y tu corazón no hay distancia, porque ahí está la gloria que quiero  conquistar. Es el puerto en donde quiero anclar, en donde quiero vivir; en donde quiero dejar un poco de mí.
Ando en busca de ese cielo…
De esa vida…
De ese sueño que quiero vivir junto a ti.
(Extracto de un sueño)
Pilar
“Soñar es solo el principio”

l

miércoles, 4 de enero de 2017

Déjame abrazarte, mi amor...

Déjame abrazar tu corazón y rescatarte del silencio, poner una gota de ternura en cada latido, y quitar de a poco el candado con el que proteges tu coraza.
Confía en mí, cierra los ojos y deja que mi amor te guíe hacia la luz, hacia ese camino que quiero recorrer contigo, donde seguro habrá espinas, días nublados, pero en donde siempre podremos disfrutar del sol y admirar la belleza de una flor. Aspirar su perfume y perdernos sin prisa por donde nos lleven nuestros pasos.
Déjame abrazar tu alma y llenarle de besos dulces…
De besos frescos…
…De besos de amor que le den un respiro y le quiten el peso de los días agitados. Déjame ser el aire fresco que entra despacio y abraza tu esencia rebelde, la que siempre pide justicia, la que yo amo por ser natural e impetuosa. Déjame acompañarte en tu lucha, en tus reclamos y ser el eco de tu voz.
Déjame abrazar tus pensamientos y dejar mi perfume para que siempre me recuerdes, para que no sientas que estás solo, que me tienes a un paso siempre pendiente de ti. Sabes que eres el calor de mis noches de invierno…
La luna que me inspira…
La canción que canta mi corazón…
El gorrión que aparece en mi ventana…
El verso de un poema sin fin que siempre me estremece, me calma y adorna mi vida.
Déjame formar parte de ese mundo que solo guardas para ti, donde están tus secretos, lo que callas y lo que pretendes. Quiero ser tu cómplice en esta aventura que significa vivir.
Déjame abrazar tus sueños y prometo cuidarlos como si fueran los pétalos de una flor, déjame guardarlos junto a los míos como el tesoro que acompaña el caudal más preciado que tengo.
Tus sueños y mis sueños caminando de la mano, respirando en medio de nuestros espacios, pero siempre acompañándose y entrelazándose entre sí. Déjame entrar en tus ilusiones y ser otro sueño en medio de esta realidad donde tú eres la antorcha que ilumina esta noche cerrada.
Déjame abrazarte, mi amor, y ser la sutil fragancia que respiras y te da felicidad.
Pilar

“Soñar es solo el principio”

martes, 3 de enero de 2017

Presentación "Habitación 405"


   Una App de citas, un hotel y el placer sin límites se convierten  en la puerta del infierno.
Andrea decide aventurarse a una cita a ciegas con un hombre que conoce a través de una aplicación de su teléfono celular, sin imaginar que descubrirá una pasión sin límites dentro de la habitación de un hotel. Se verá envuelta en un deseo que la consume y que nubla su conciencia, volviéndose adicta a los besos de Joaquín, y a sus caricias que saben cómo enloquecerla.
Él es un hombre elegante y misterioso, amante experimentado, que piensa que tiene todo bajo control: a la mujer que desea, y la vida que oculta fuera de la “Habitación 405”. No sabe que caerá en su propia trampa al verse descubierto por Andrea, quién conoce el infierno al saber lo que hay detrás del hombre que ama. Es una verdad que la ata y la atormenta.

Descárgalo en iTunes

domingo, 1 de enero de 2017

Con la yema de tus dedos...

Con la yema de tus dedos empieza la gran aventura de navegar más allá de este mundo, donde basta cerrar los ojos para creerme la diosa de tu deseo.
A la que adoras con la mirada…
A la que sientes en tus noches solitarias…
… La mujer que está en tus pensamientos y en la que vives a diario. La que también piensa en ti con la misma intensidad y las mismas ganas.
Para qué mentirnos en esta parte del camino si los dos morimos por tenernos…
Si los dos morimos por amarnos y hacer realidad este sueño que está en ti y está en mí; y está en esa estrella que sabe nuestro secreto.
Con la yema de tus dedos empiezo a sentir mientras me acaricias despacio, mientras vas dejando una estela de fuego a lo largo de mi vientre.
No hay rincón que escape a tus ganas…
No hay rincón que no sienta la engañosa ternura de tu caricia que me hace estremecer, y me pone alas para cruzar ese cielo donde empiezo a volar de tu mano.
Con la yema de tus dedos voy naufragando en la pasión  que solo tú enciendes en mi cuerpo,
ese fuego incontrolable que arrasa mi conciencia y hace añicos mi voluntad.
Pero quién quiere huir del incendio que vas provocando con la yema de tus dedos…
con la dulce tentación que me incita y me da vida…
que me atrapa y me enloquece en medio de la promesa de adorarme más allá de la piel, donde soy prisionera de tus fantasías, y mi propia carcelera.
Con la yema de tus dedos eres capaz de detener el tiempo  y crear una aureola de ilusión, donde las emociones bullen como bombardas que estallan dentro de mí,
entonces me vuelvo brisa…
entonces me vuelvo fuego…
entonces me transformo en una sinfonía que vas componiendo con la yema de tus dedos.
Qué sutil caricia que arrastra un vendaval.
Qué mágico roce que moldea mi cuerpo.
Qué locura se esconde entre tu piel y mi piel que vibran intensamente cuando estamos juntos.
Con la yema de tus dedos has tocado mi alma, has entrado en mi corazón que te quiere y te espera cada noche, cada día, mi amor. Eres mi príncipe encantado que tiene su morada  en el contorno de mis labios; en el fondo de mis ojos que se iluminan con tus ojos verdes.
Sabes que aquí estoy…
Sabes que aquí te espero para vivir la vida que aún me falta vivir.
No me hagas esperar que los días pasan y mi tiempo se acaba.
(Extracto de un sueño)
Pilar
"Soñar es solo el principio"